Los primeros pasos de «Finding Little Italy»

Buenas noticias. «Finding Little Italy» comienza su andadura por las televisiones y lo hace a lo grande en países como Canadá, España o Italia, o tan remotos como Filipinas (¡!). Y más países están por venir. Creímos en un proyecto y ya es una realidad que se consume en todo el mundo. Cuando hace un par de años nos poníamos a garabatear en un papel lo que pensábamos era una buena idea para un programa de televisión, llenándola de contenido y dándole forma, no imaginábamos que acabaría viéndose por todo el planeta… así nació nuestro programa. Queríamos redescubrir Italia, destino turístico por excelencia, pero lejos de los tópicos turísticos, lejos de los flashes de las cámaras de fotos, autobuses, chanclas y riñoneras que han plagado las grandes urbes italianas como Roma, Florencia o Venecia. La verdadera Italia ya no está ahí, está un poco más escondida, como protegiéndose de toda esa invasión despiadada de turistas. Decidimos salir a buscarla: ese es nuestro programa.

El camino que hemos andado es largo: desde que hicimos el piloto a finales de 2013 hasta poder escribir estas líneas va un proceso que exige mucha constancia, paciencia y esfuerzo. Un rodaje complicado, especialmente por el mal tiempo que nos acompañó durante muchos días, pero que no pudo con nuestras ganas y buen humor, y unos niveles de calidad altísimos que nos habíamos autoimpuesto y que nos dieron más de un quebradero de cabeza. No fue hasta 2015 cuando realmente nos pusimos a producir la serie de forma definitiva, cuando ya habíamos contado con el apoyo de una gran distribuidora como Off the fence y de algunas marcas como Moleskine que respaldaban y avalaban nuestro proyecto. Ahora el resultado habla por sí mismo: una gozada de imágenes, espectaculares de verdad, y un contenido de calidad, rico, divertido, entretenido, presentado por Luke Darracott, que ama lo que hace y eso se percibe en cada plano, en cada lugar que descubre, en cada episodio.

Lo escuché una vez sobre el cine, pero creo que se puede hacer extensible a cualquier tipo de expresión audiovisual: producir es como tratar de escribir una novela con un lápiz que pesa una tonelada. No se puede hacer en solitario, necesitas un equipo, y rodearte de los mejores es siempre la mayor seguridad de que llegarás al final cumpliendo los objetivos, conseguir que aquellos garabatos en un papel se acaben convirtiendo en el programa de televisión que habías soñado.

Larga vida a «Finding Little Italy». Iremos informando de los nuevos territorios donde se siga distribuyendo la serie. Pronto echaremos a andar otra vez rodando nuevos episodios. ¿Qué nuevas aventuras nos esperan en el sur de la vieja Italia?

Ya disponible «El regreso de Elías Urquijo»

Desde hace unos días ya está disponible para su visionado online nuestra película «El regreso de Elías Urquijo» o «The return of Elias Urquijo», como se llama en su título original. Hemos escogido la plataforma Vimeo para que nuestra pequeña criatura dé sus primeros pasos por la red. Vimeo te permite el visionado online, en streaming, con descarga y en cualquier tipo de dispositivo: ordenadores, dispositivos móviles (Android/iOS/Windows), televisiones (Apple TV/Roku/Google TV/Xbox Live), y la mayoría de plataformas de televisión inteligente (Samsung/Panasonic/Phillips).

Para ver la película pulsa aquí.

Y si no conoces la película, esto dijo de ella en su día el Festival de Islantilla:

Una coproducción hispano francesa. Bajo el sello de Cuarto Creciente Producciones nos dejamos llevar por la dirección y el guión de Roque Madrid y la muy inquietante historia que nos propone. Una vieja y solitaria casa junto al Mediterráneo, una joven pareja y un enimágtico escritor de cuentos infantiles Elías Urquijo, el mejor amigo de él y una peligrosa tentación para ella. Apoyado casi en su totalidad por tres actores con magia: Coralie Audret, Xavier Laffite y Pierre Kiwitt. Narrada con una maravillosa banda sonora de fondo, obra de gran calidad de Jay Vicent. Su música es gran parte del alma de esta película. El austero decorado también contribuye al climax de suspense que la cinta necesita. Y la fotografía hace el resto. Todo perfectamente orquestado por Roque Madrid. Emociones, suspense, algún que otro alarido de terror y por supuesto mucho amor como motor principal de la historia. Una película hecha para emocionar y quedarse dentro del espectador.

No hallarás la vida eterna

Domingo, 20 marzo 2016 0

¿Por qué andas vagando por ahí, Gilgamesh? Jamás hallarás la vida eterna que buscas. Cuando los dioses crearon a los humanos, crearon también la muerte y reservaron la vida eterna sólo para ellos.  Los hombres nacen, viven y después mueren, ése es el orden que han decretado los dioses. Mas, hasta que llegue ese final, goza de la vida, pásala feliz, no desesperes. Saborea tu alimento, haz de cada uno de tus días un placer, báñate y unge tu cuerpo de aceite, viste brillantes vestidos de deslumbrante limpieza, que la música y la danza inunden tu hogar, ama al niño que te coge la mano y que tu esposa goces siempre en tu abrazo. Tal es la mejor forma que tiene un hombre de vivir.

–Gilgamesh : versión de Stephen Mitchell. Alianza Editorial (2014)

Todo un mundo

Domingo, 29 noviembre 2015 1

Hay personas que no son simplemente personas, sino que son un lugar, todo un mundo. A veces encuentras a alguien donde podrías pasar el resto de tu vida.

–Moran, Caitlin. Cómo se hace una chica. 2015, Editorial Anagrama, Barcelona.

Finding Little Italy: un gran viaje por la Italia más pequeña

Martes, 9 junio 2015 3

Desde hace unos meses me encuentro inmerso en la producción de la serie de televisión Finding Little Italy que realiza SkyBridge Productions. El planteamiento es el siguiente: Italia es el destino turístico número uno en el mundo por su arte, cultura, gastronomía… sin embargo eso se traduce en que todos los turistas acaban realizando la peregrinación Roma, Florencia, Venecia. Lo que se pretende con Finding Little Italy es descubrir una Italia más allá de esos destinos recurrentes, la verdadera Italia, la de los auténticos italianos, la de sus verdaderas tradiciones, los artesanos, sus secretos mejor guardados y su auténtica gastronomía.

No hace mucho leía que Venecia ya no es real, el turismo masivo ha acabado con ella. Los genuinos venecianos la abandonan, el ruido de 27 millones de maletas rodando por sus calles adoquinadas los han hecho huir. Su población autóctona actual no es mayor que la que tenía en el siglo XV. La mayoría de pizzas que se sirven en sus restaurantes son congeladas y fabricadas en Alemania. En Roma, el alcalde pide disculpas a los turistas que pagan 64 euros por cuatro helados. En Pisa, miles de personas posan simultáneamente con los brazos estirados para simular en una foto que sujetan la torre inclinada. Cuesta 18 euros subir hasta ella. En Florencia los carteristas hacen su agosto en los alrededores de la catedral.

Eso no es Italia. Eso es un circo.

En Finding Little Italy reclamamos una Italia auténtica, real, alejada de las masificiaciones, de los parques de atracciones en los que se han convertido esas grandes ciudades.

De la mano de Luke Darracott, un viajero nato, al que conocí hace ya no sé cuantos años, emprendemos un viaje por ese lado más íntimo de Italia. La hemos recorrido de norte a sur en estos primeros seis episodios que forman la primera temporada. Hemos ido en busca de la misteriosa trufa blanca, desvelamos los secretos que se esconden tras el parmesano, probablemente el queso más famoso de Italia. Hemos emprendido una búsqueda de los vinos más interesantes, desde el Piemonte a la Toscana. Hemos indagado en las raíces de sus compositores más representativos, como Puccini, o sus símbolos más emblemáticos como Ferrari. Hemos viajado a Módena, Orvieto, Bracciano, Lucca, Alba o Alassio, lugares de los que tal vez nunca hayas oído hablar, pero que esconden la verdadera esencia de uno de los países más visitados del mundo.

Para la distribución contamos con Off the Fence, uno de los grandes de la televisión mundial, con representación en los cinco continentes y con los que esperamos llegar a televisiones de todo el mundo.

Dioses y hombres, una reflexión sobre Las Bacantes de Eurípides

Sábado, 4 abril 2015 1

No hay tragedia griega que mejor represente la relación entre humanos y dioses que Las Bacantes de Eurípides. En esta tragedia, Dioniso reivindica su papel de dios ante el pueblo de Tebas, que rechaza reconocerle como tal. A pesar de ser hijo de Zeus y de la mortal Semele, Penteo, rey de la ciudad, niega su deidad, considerándole un fraude, prohibiendo sus ritos inmorales y disolutos.

En Las Bacantes encontramos esa dualidad entre dioses y humanos, cara a cara, con un claro mensaje final: no puedes desafiar a los dioses, no puedes dudar de su autoridad, debes confiar en ellos, o de lo contrario, el precio que deberás pagar será el de tu propia vida.

«No levantes las armas contra un dios» advierte Dioniso.

Dioniso es un dios extraño y ambiguo. Le conocemos, sobre todo, como inventor del vino, pero su propósito es mucho mayor y mucho más complejo. Utiliza diferentes nombres, como Baco, Bromios, Lyaeus o Eleuterio, el libertador. Es además el dios de las máscaras y el de la actuación.

Posee un fuerte vínculo con los humanos: tiene la habilidad de inducir a la locura o al éxtasis, un delirio provocado por la danza frenética y la ingesta de vino, que despierta las pasiones humanas. El vino es una invención de Dioniso para los humanos, una puerta que nos conecta a otro mundo o dimensión. Cuando el dios entra en el cuerpo de los humanos, estos adquieren la habilidad de la profecía.

En Las Bacantes los hombres se muestran divididos frente al dios Dioniso. A un lado se encuentran aquellos que creen en su deidad y participan de sus ritos, como Cadmo, antiguo rey de Tebas, o el adivino Tiresias o las bacantes: Agave, Ino, Autonoe. A otro lado se encuentra el rey Penteo, que niega su divinidad.

Cadmo trata de hacer ver a Penteo que aquellos que se creen mejores que los dioses sufrirán el castigo divino. Las Bacantes, las adoradoras de Dioniso, también alertan de que el dios tiene un importante mensaje que comunicar y que aquellos que lo reciben y aceptan y siguen sus rituales, alcanzan la felicidad:

«Bienaventurado el que dichoso
sabe los misterios de los dioses,
santifica su vida»

En cualquier caso, Penteo se resiste y Dioniso gradualmente le conduce a la locura. En primer lugar, el dios se burla de él haciéndole creer que le ha atrapado, cuando realmente es un toro lo que había aprisionado (221-222). Más tarde el dios le persuade de vestirse como una mujer e ir hasta Citerón para ver a las bacantes bajo su éxtasis divino. Cuando las mujeres reconocen a Penteo, le desmiembran, tal y como habían hecho anteriormente con varios animales. Brutalmente, su madre, Agave, una de las Bacantes, corta su cabeza.

Las premoniciones de Cadmo se cumplen finalmente. La ira de Dioniso cae sobre aquellos que negaron su divinidad: soy un dios y vosotros habéis blasfemado contra mí. Dioniso reclama su posición superior sobre los humanos y no halla obstáculos para vengarse de aquellos que se resistan a creer en él.